Agencia de viajes especializada en Chile y países limítrofes

7 cosas qué debes saber si viajas a Sudamérica

viajar a sudamerica

En este artículo queremos hacer una pequeña reflexión sobre las diferencias que vas a encontrar dentro del mundo hispano, todos hablamos el mismo idioma, pero las diferencias culturales, gastronómicas o de vocabulario, son inmensas. Veamos qué te vas a encontrar cuando pises tierras sudamericanas.

¿Pero es seguro viajar a Sudamérica?

En primer lugar saber que siempre te encontrarás a alguien que te dirá lo peligroso que es viajar allí,  sin saber que ese allí es tan inmenso que vas a encontrar de todo. Sencillamente déjate aconsejar y disfruta de todas las maravillas pacíficas que nos regala ese continente.

Lo que sí te recomendamos es que lleves siempre la documentación contigo, bien guardada, así como una copia compulsada de la misma. Poder identificarte sin problemas, te abrirá muchas puertas.

¿De verdad hablamos el mismo idioma?

En cuanto pisemos tierras argentinas, chilenas o bolivianas, nos daremos cuenta de cuántas palabras desconocemos del que se supone que es nuestro idioma. Desde los mismos acentos hasta palabras coloquiales que en un país significan una cosa y otro otra. Cuidadín con lo que “cogemos” por allí, mejor será buscar sinónimos y alternativas, para no vernos inmersos en una conversación bochornosa. Mejor  “agarra” todo lo que puedas y “toma” el autobús para moverte.

Un ejemplo de la variedad de la lengua puede ser cómo llaman a un autobús: un bondi, un bus, un colectivo, un ómnibus, un micro, una micro, la guagua, la flota o el flete. ¡Anota todo, porque lo puedes necesitar para moverte!

Además del español, te vas a encontrar con cientos de dialectos. Viajar por Sudamérica es viajar por la interculturalidad, sólo Perú tiene cerca de 72 lenguas originarias registradas.

¿En tres semanas me dará tiempo a visitar un país sudamericano?

Los países latinoamericanos son tan grandes que necesitarás meses en recorrer cada uno a conciencia. Bien es cierto, que con nuestra ayuda, podrás disfrutar de aquellos rincones más especiales, perderte entre los pueblitos más pintorescos, o sumergirte en la naturaleza más espectacular. Sólo tienes que contarnos qué te apetece, y nosotros nos encargamos del resto.

También tendrás que tener en cuenta que hay muchas carreteras que están en malas condiciones o sin asfaltar, lo que hará el recorrido más lento pero también nos dejará disfrutar más tranquilamente del trayecto. Si te gusta viajar mirando al infinito, no dejes de leer nuestro artículo sobre la Ruta 40 de Argentina.

¿El agua es potable?

Por supuesto en las ciudades está potabilizada, aunque si vas a un restaurante puede que te encuentres con que el agua es más cara que un refresco.  Lo que sí es cierto, es que al alejarte de la “civilización” deberías tener especial cuidado y preguntar en cada sitio si el agua es potable. En Sudamérica hay sitios donde el agua está muy contaminada y otros, como Patagonia, donde podrás beber el agua más pura que jamás hayas tomado.

Y para un momento de relax y observación, permítenos aconsejarte que pruebes los vinos locales. Te sorprenderán los vinos chilenos por ejemplo, por su aroma y cuerpo. No dejes de visitar una de las bodegas más espectaculares del país: Vik Chile Retrait

Vive el “momentico”

Una de las mayores brechas que hay entre los latinoamericanos y los españoles de España, es que nosotros hablamos de una manera mucho más brusca que ellos, que se desenvuelven entre la dulzura y la suavidad.

Nuestro día a día es vivir entre la impaciencia y el “llego tarde”, y sobrellevar el “momentico” de un camarero en Sudamérica, a veces nos puede sacar de quicio. Así que cuando esto ocurra, recuerda que estás de vacaciones, y en vacaciones el tiempo se detiene para saborearlo dulcemente… ¡La paciencia es la madre de la ciencia!

¿Tengo que tener cuidado con lo que como?

Exactamente igual que aquí. Si tienes colesterol no deberías de comer cerdo y si eres diabético, mejor pasa de los dulces. Pero si viajas a alguno de los país que te recomendamos (Chile, Argentina, Perú, Uruguay o Bolivia) ¡disfruta a tope de su variedad gastronómica!

La variedad de frutas que puedes encontrar en los mercados y los buffets de los hoteles son increíbles. Frutas de todos los colores y sabores. La mayoría, no las habrás probado y pensarás,  ¿cómo podía yo vivir sin conocer este sabor? La variedad de productos,  es precisamente el alma de este continente.

Al recorrer estos países encontrarás muchísima comida de calle, pero también excelentes restaurantes donde degustar los mayores delicatesen que hayas probado nunca.

En la gastronomía latina no podrá faltar nunca un buen asado, bien sea de res o de cerdo, el maíz, en todas sus variedades, las frutas dulces y sabrosas, los mariscos,  las papas, por supuesto! Y dependiendo de en qué país estés, las influencias de otras culturas: japonesa, inglesa, española… toda esta mezcla, ha hecho que la comida sudamericana sea rica y variada, y no deje indiferente a ningún paladar.

¿Es fácil cruzar de un país a otro?

Sudamérica es tan inmensa que encontrarás fronteras en los sitios más insospechados. Podrás cruzar de un país a otro en barco, en coche, en bus o caminando. Cada frontera es diferente, y la forma de actuar de la policía también. Por ejemplo, entre Argentina y Chile, deberás tirar toda la comida que no esté envasada, pero entre Argentina y Bolivia, no revisan nada…

Encontrarás fronteras en mitad de la nada donde te revisen hasta la última bolsa, y otras, como la triple frontera Paraguay-Brasil-Argentina, donde el tráfico es fluido y apenas te detienen.

No te olvides de preguntarnos por los horarios de las fronteras terrestres, la mayoría de ella no están abiertas las 24 horas, tiene horarios restringidos.

Y dicho esto, son más las maravillas que te esperan que los sinsabores, así que anímate a cumplir tu sueño con nosotros. ¡Conocemos el terreno y podemos diseñar un viaje de lujo para que disfrutes de las vacaciones como mereces!

Compártelo en redes
Mariana Llorente

Mariana Llorente

Soy especialista en organizar viajes de lujo, buscando la excelencia en los destinos y dotando de sentido el servicio personalizado. No hay dos viajes iguales, porque no hay dos personas idénticas.

Deja una respuesta